Juiste bandenspanning

Presión correcta de los neumáticos

Aplicar una presión correcta a los neumáticos es fundamental para una conducción segura y cómoda. Un neumático solo puede rendir al máximo cuando es capaz de garantizar una estabilidad y una capacidad de carga adecuadas. Y aquí es donde la presión correcta de los neumáticos juega su papel.

 

Una presión de los neumáticos baja se traduce en pérdida de estabilidad, más desgaste y un mayor consumo de combustible. Si la presión de los neumáticos es demasiado baja, el neumático puede incluso recalentarse y dañarse de forma irreparable. Estos tipos de daños no siempre son visibles de forma inmediata, lo cual puede provocar situaciones de peligro mortal durante la conducción.

 

Una excesiva presión de los neumáticos también reduce la comodidad y seguridad de la conducción, ya que el contacto con la superficie de la carretera resulta insuficiente. Además, se producirá mayor desgaste en el centro del neumático. La presión de los neumáticos debe comprobarse preferiblemente cada 14 días y al menos una vez al mes, y siempre antes de un viaje largo. No se olvide de verificar también la presión del neumático de repuesto.

 

Si es posible, compruebe solo la presión cuando los neumáticos estén fríos, es decir, cuando no se hayan conducido durante al menos dos horas, o solo se hayan conducido muy poco y sin brusquedad. En caso de que ya haya recorrido una distancia corta, tenga en cuenta que el neumático debe tener como mínimo 0,3 bares más que la presión recomendada especificada. Nunca reduzca la presión de los neumáticos cuando estén calientes, ya que cuando se enfríen la presión de los neumáticos se situará por debajo del ajuste recomendado. La presión de los neumáticos siempre debe ser la misma en las dos ruedas de cada eje. Obviamente, cada válvula debe tener su correspondiente tapón.

 

Siga siempre el consejo de presión de los neumáticos del fabricante de su vehículo. Si no tiene a mano el manual de instrucciones, puede encontrar la presión de los neumáticos recomendada en el interior de la tapa del depósito o en el interior de la puerta del conductor. También puede comprobar la presión de los neumáticos en uno de nuestros distribuidores o a través de nuestro selector de neumáticos en www.vredestein.com.