Bandenopslag van autobanden

Almacenamiento de neumáticos de verano e invierno

Es posible aumentar la vida útil y el rendimiento de los neumáticos manipulándolos y almacenándolos correctamente cuando no se utilizan. Por lo tanto, es muy importante saber cómo hacerlo.

  • Si están montados en llantas, la mejor manera de almacenar los neumáticos es tumbados o colgados. Se debe reducir la presión de inflado de los neumáticos a 1,0 bares.
  • La mejor manera de almacenar los neumáticos si no están montados en llanta es de pie (verticalmente). Si se almacenan tumbados (horizontalmente) uno sobre otro, no se deben apilar más de cuatro neumáticos.
  • Antes de montar los neumáticos almacenados, se debe comprobar si presentan daños y desgaste, y debe aplicarse la presión correcta.

 

Antes de guardar los neumáticos, se recomienda limpiarlos correctamente con agua para eliminar restos de sal y se deben secar. Los neumáticos deben mantenerse en un lugar fresco y, preferentemente, bien ventilado sin luz solar directa. No se deben almacenar junto a dispositivos electrónicos que emitan ozono, como equipos de soldadura, transformadores o motores eléctricos. Además, los neumáticos no deben entrar en contacto con productos químicos, disolventes, lubricantes o productos basados en aceite, pues la capa de goma de los neumáticos podría verse afectada, así como su vida útil.