Bandenlabel EU

¿Cuál es el etiquetado de neumáticos de la UE?

El Reglamento Europeo (CE) n.º 1222/2009 exige que todos los neumáticos para turismos, vehículos comerciales livianos, vehículos comerciales pesados y autobuses fabricados a partir del junio de 2012 lleven una pegatina o vayan acompañados de una etiqueta claramente visible en el punto de venta. Esta etiqueta, basada en tres criterios, permite una mejor comprensión de las características de un neumático.

 

Resistencia a la rodadura y ahorro de combustible

Una menor resistencia a la rodadura contribuye a ahorrar combustible. Los valores de la "A" a la "G" representan la proporción de consumo de combustible de menor a mayor. La flecha negra junto a la letra de clase indica el nivel de rendimiento del producto. Aunque este parámetro puede variar dependiendo del vehículo y la conducción, la diferencia entre un juego de neumáticos de la clase "G" y otro de la "A" en cuanto al consumo de combustible puede ser de hasta un 7,5 %*.

 

Adherencia en superficie mojada y comportamiento de frenada

En la categoría de "adherencia en superficie mojada", los valores de la "A" a la "G" indican la distancia de frenado relativa en superficie mojada de menor a mayor.

 

Aunque el efecto puede variar según el vehículo y las condiciones de conducción, la diferencia entre un juego completo de neumáticos de categoría G y otro de categoría A para un conjunto de cuatro neumáticos idénticos puede reducir la distancia de frenado al detenerse hasta 18 metros a 80 km/h.

 

Niveles de ruido exterior

Los niveles de ruido exterior se miden en decibelios (dBA), y se dividen en tres categorías. Los neumáticos con un nivel de ruido bajo causan menos contaminación acústica.

 

Neumático con un nivel de ruido exterior bajo. Este es 3 dB inferior al nuevo estándar europeo, que entró en vigor en noviembre de 2016.

Neumático con un nivel de ruido exterior medio. La emisión de ruido de rodadura del neumático se encuentre dentro del nuevo límite, que entró en vigor en noviembre de 2016.

 

Neumático con un nivel de ruido exterior alto. Este ya no cumple con la nueva norma europea, que entró en vigor en noviembre de 2016.

* Medido según el método de medición especificado en el Reglamento CE 1222/2009, fuente: Evaluación de impacto de la Comisión Europea SEC(2008)2860 

 

Puede hacer mucho por el ahorro de combustible y la seguridad en la carretera asegurándose de que sus neumáticos tienen la presión correcta y comprobando regularmente que el consumo de combustible es eficiente y que la adherencia es óptima en superficies mojadas. Un estilo de conducción eficiente también influye de forma notable en el consumo de combustible, y asegurarse de que dispone de suficiente distancia de frenado puede ser crucial. También merece la pena mencionar que, aunque los tres criterios del etiquetado son importantes, no son los únicos parámetros que afectan al rendimiento. Los neumáticos se prueban respecto a un total de más de 20 parámetros.